Cómo limpiar tu colchón en casa: Guía completa [2022]

Trucos y consejos para limpiar tu colchón: ¡Guía paso a paso!

¿Sabías que pasamos cerca de 25 años de nuestra vida durmiendo? En promedio, una persona duerme entre 6 y 8 horas al día, por lo que es importante hacerlo en un espacio limpio para un disfrutar de un descanso cómodo y de calidad. 

Desde Flex, te proporcionamos el colchón perfecto para tu sueño reparador, pero cómo cuidarlo y limpiarlo depende de ti. ¡Te dejamos distintos consejos para mantener tu colchón aseado, fresco y extender su vida útil para recibirte cada noche!

¿Cómo mantener tu colchón limpio durante el año?

Con el tiempo y uso, los colchones comienzan a recolectar polvo, suciedad, bacterias, humedad e incluso bichitos indeseados, como los ácaros. Por esto, al limpiar tu colchón regularmente podrás prevenir alergias, problemas respiratorios, insomnio y mantener la calidad del aire en tu pieza de descanso. 

Para mantener tu colchón aseado en el día a día, te recomendamos ventilar la pieza antes de hacer la cama. Además, debes cambiar tus sábanas semanalmente para mantener la higiene de tu espacio para dormir. 

Desde Flex, te recomendamos limpiar tu colchón en profundidad cada 6 meses. En esta ocasión, es ideal que aspires la superficie y que, si es que tiene dos lados, aproveches de darle la vuelta. Además, será el momento perfecto para deshacerte de cualquier salpicadura que requiera más esfuerzo.

Colchón manchado: ¿Qué materiales ocupar para limpiar en seco?

Un colchón manchado puede parecer un gran problema, pero no es tan complejo como parece. Existen materiales caseros para realizar una limpieza en casa sin la necesidad de mojar el colchón. Si bien puedes utilizar productos del mercado, estos pueden ser demasiado fuertes y podrías dañar el colchón o tu salud. 

Por tanto, para realizar una limpieza en seco y dejar tu colchón como nuevo, te sugerimos hacer uso de materiales que probablemente ya tengas en casa y que, manipulados correctamente, no supondrán un riesgo para tu salud, tales como bicarbonato, vinagre, agua oxigenada y detergente.

Por ejemplo, el bicarbonato es un producto económico y eficaz a la hora de eliminar bacterias, bichos y humedad, además que quita olores fácilmente. Por su parte, el agua con limón será tu aliado para manchas de sudor, vómito u orina. El vinagre también es un desinfectante natural y, si bien tiene un olor fuerte, este pasará en poco tiempo. Finalmente, el agua oxigenada -por su composición- servirá para remover manchas de sangre.

Cómo limpiar el colchón con bicarbonato

Como te comentamos anteriormente, el bicarbonato de sodio será la solución para desinfectar tu colchón, además de eliminar posibles ácaros que se encuentren en él. Para ello, debes seguir tres simples pasos:

  1. Espolvorea el bicarbonato sobre todo tu colchón de manera uniforme
  2. Deja que actúe por mínimo una hora
  3. Retira el producto con la aspiradora, ayudándote con un trapo húmedo

Cómo limpiar el colchón con agua oxigenada

El agua oxigenada es el mejor producto para eliminar manchas de sangre sobre tu colchón. Para ello, debes:

  1. Aplicar agua oxigenada en un paño o algodón
  2. Frotar la mancha con el paño
  3. Dejar actuar hasta que seque

Cómo limpiar el colchón con detergente líquido

Si ningún producto casero te ha funcionado, o es lo que tienes a mano, el detergente será tu mejor opción. Este puede ayudar a remover manchas difíciles y sirve para una limpieza más general de todo el colchón. Para lograrlo, debes seguir estos pasos:

  1. Humedecer un paño y aplicar unas cuantas gotas de detergente
  2. Frotar la zona del colchón que quieres limpiar
  3. Enjuagar con un poco de agua y dejar secar

Las manchas más comunes que ensucian tu colchón: ¿Cómo quitarlas?

Las manchas de saliva y sudor suelen ser las más comunes en un colchón, además de las de vómito, orina y sangre. Estas manchas provienen de situaciones cotidianas, y, a pesar de ser un poco difíciles de sacar, tienen solución. A continuación, te enseñamos cómo deshacerte de cada una de ellas:

Manchas de orina

Si la mancha de orina está seca, puedes optar por usar bicarbonato de sodio. Llena una taza con bicarbonato y añade un poco de agua. Después, aplícalo sobre la mancha y frota un poco. Cubre el colchón con un plástico, como papel alusa, y déjalo actuar por lo menos 6 horas. Una  vez seco, utiliza la aspiradora para limpiar el resto de bicarbonato que quede en la superficie.

En cambio, si está fresca, la fórmula será remover el exceso de humedad con un papel absorbente, como toalla nova, e inmediatamente echar vinagre sobre la mancha. Este producto eliminará las posibles bacterias y se llevará el olor. Después de que seque, puedes pasar la aspiradora encima.

Manchas de sangre

Como te contamos más arriba, la mejor solución para las manchas de sangre recientes es el agua oxigenada. Lo único que debes hacer es empapar un paño o algodón con el producto y frotar la mancha con movimientos circulares durante un par de minutos y dejarlo actuar hasta que seque. 

En cambio, si la mancha está seca, echa bicarbonato sobre ella y después rocía vinagre blanco encima. Deja que los productos actúen por 30 minutos y después retira con un paño húmedo. 

Manchas de sudor o humedad

Si vives en un ambiente muy húmedo o sueles sudar en la noche, pueden aparecer manchas de humedad en tu colchón. Para limpiarlas, primero aspira el colchón para deshacerte de posibles esporas de moho y después, con un atomizador, rocía vinagre blanco en la zona afectada. Espolvorea bicarbonato encima y deja que actúe hasta que se seque. Una vez listo, vuelve a aspirar por encima.

Cómo eliminar los malos olores de tu colchón

A veces, a pesar de no tener ninguna mancha a la vista, pueden existir malos olores provenientes de tu colchón. Para eliminarlos, puedes utilizar bicarbonato de sodio o vinagre.

Si quieres utilizar solo bicarbonato, tendrás que espolvorearlo por toda la superficie de tu colchón y envolverlo con un plástico y dejarlo actuar por toda una noche. Al día siguiente, retira todo el producto con una aspiradora.

En cambio, si deseas usar vinagre, mezcla medio litro de agua con medio de vinagre en un atomizador y rocía todo tu colchón. Si bien al inicio tendrá un olor fuerte, este debería cesar mientras actúa. Además, te recomendamos que, mientras seca, ventiles la pieza.

Para evitar malos olores en tu colchón, te sugerimos ventilar siempre al hacer la cama, no fumar en tu espacio de descanso (el humo se impregna fácilmente en el colchón) y limpiar las manchas que pueda tener cuando están frescas.

Cómo proteger tu colchón de las manchas

Desde Flex, te recomendamos proteger tu colchón con un cubrecolchón para prevenir las manchas y facilitar su limpieza.

Puedes encontrar todos estos modelos en nuestra tienda:

  1. Cubrecolchón básico: está hecho de algodón firme y envuelve tu colchón para que exista una capa entremedio y dificultar el paso de las bacterias y salpicaduras.
  2. Cubrecolchón Premium: está diseñado en una tela de algodón reforzada que actúa como una capa superior para mejorar la absorción y darle mayor durabilidad a tu colchón.
  3. Cubrecolchón impermeable: maximizan la protección contra los líquidos que puedan derramarse sobre tu colchón, además de protegerlo contra microorganismos y bacterias que se generan con el uso diario.

Elige el tamaño de tu colchón (desde 1 plaza hasta King) y nuestros cubrecolchones se adaptarán fácilmente a él, pues cuentan con esquinas ajustables. 

¡Cuidar de tu colchón es cuidar tu sueño! Procura prevenir manchas y suciedad y limpiarlo cada cierto tiempo para asegurar que tu descanso sea fresco y cómodo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *