Cómo organizar y decorar la habitación de los niños

Un espacio cómodo favorecerá al desarrollo y creatividad de los más pequeños de la casa. ¡Desde Flex, junto con un especialista en decoración, te ayudamos con ideas de decoración y orden! 

Creatividad, imaginación, alegría y calma. Las habitaciones de los niños son el pequeño santuario donde se desarrollan, exploran, juegan y descansan. Es por esto que tener un lugar organizado y espacioso es fundamental para que los más pequeños del hogar se sientan cómodos y puedan disfrutar de un espacio exclusivo para ellos.

Para ello, el decorador de interiores José Vivanco conversó con Flex para entregar consejos sobre cómo organizar y decorar las piezas de los más pequeños de la casa.

Cómo organizar la pieza

“La idea siempre es dejar la mayor cantidad de espacio para que los niños puedan jugar”, dice el especialista. Para ello, la cama debe estar pegada al muro y, así, se creará un espacio al centro que puede convertirse en una zona de juegos. Los niños podrán moverse y tener un espacio suficiente para jugar.

Sobre qué muebles incluir en un dormitorio infantil, Vivanco recomienda tener -además de la cama– una cómoda con varios cajones para guardar ropa y juguetes. Otra opción muy útil para almacenar elementos es contar con un baúl. Además, los muebles y repisas deben estar a la altura de ellos para darles mayor independencia y sentimiento de control sobre sus propias cosas, pues podrán alcanzarlas con mayor facilidad. 

Para comenzar a incluir a los niños en la responsabilidad de ordenar sus piezas, Vivanco recomienda tener los juguetes en canastos o cajas de colores. De esta manera, se les puede enseñar que un color es para juguetes, otro para manualidades, etc. Las cajas pueden apilarse una arriba de la otra para aprovechar el espacio.

Un escritorio con cajones será ideal para la habitación de un niño más crecido, ya que en él podrá realizar todo tipo de actividades: manualidades, pintura, leer y, más adelante, tener una zona de estudio. En los cajones podrá organizar todas sus herramientas, como marcadores, pinturas y cuadernos.

También, dentro de los dormitorios para niños es importante que tengan luz natural para contar con una buena iluminación para aumentar la sensación de calidez y promover el buen descanso. 

Colores y decoración

Para las paredes y elementos más grandes, como la ropa de cama, el decorador recomienda un color neutro como blanco, beige o gris. También es importante incorporar estos colores en cojines, canastos, alfombras o en otros elementos decorativos. 

Sin embargo, para las cosas propias de los niños, puedes experimentar con otros tonos. “Para el desarrollo de los niños, es importante que pueda experimentar con distintas texturas, colores, formas de juguetes o de cosas que puedan tocar, porque de esa manera van aprendiendo mientras se divierten de distintas maneras”, comenta Vivanco. 

Si a los niños les gustan las caricaturas como Cars, Spiderman, Barbie o alguna princesa, es importante que sus gustos se vean representados en su espacio. Por ejemplo, se pueden poner cuadros o tener un canasto estampado, sin embargo, no es recomendable que estén en el cubrecama o los cojines.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *