Consejos para el buen dormir

Cada noche estamos expuestos a diferentes estímulos que perturban nuestra calidad de sueño y hacen que permanezcamos despiertos más tiempo del que deberíamos. Expertos recomiendan que al momento de dormir, lo ideal es desconectarse de los dispositivos electrónicos y preparar la habitación para que sea un ambiente cómodo y silencioso. A pesar de esto, hay un factor que siempre se olvida: la posición correcta para dormir. 

¿Despiertas con dolor de cuello cada mañana? ¿Sientes que no has descansado a pesar de haber dormido 8 horas? Esto se debe, sin duda, a que al momento de dormir optas por una postura poco adecuada que, aunque tu sientas que es cómoda, no te permite descansar con plenitud. 

En esta nota te explicamos qué postura debes tener para despertar sin dolencias, y cuáles son las consecuencias a largo plazo de seguir durmiendo de manera incorrecta. 

Factores que debes tomar en consideración 

Dormir en una mala posición puede causar muchas dolencias. Dolor de espalda, dolor lumbar, en articulaciones o calambres, son algunas de ellas. A pesar de ser un tema conocido y mencionado por expertos, muy pocas personas conocen esta causa de dolor. Sin embargo, la postura no es el único factor, aquí te dejamos algunos elementos que debes considerar al momento de dormir que te ayudarán a obtener una buena postura. 

1. Acude a un experto: a pesar de que está demostrado que algunas dolencias en el cuerpo son producto de malos hábitos de sueño y de una incorrecta posición al dormir, hay otras que no. Es importante acudir a un médico que revise los músculos y articulaciones, que pueda ofrecer la solución más adecuada. Cada cuerpo es diferente y tiene distintas necesidades.

2. Una buena almohada: es un elemento crucial para una buena postura en la noche. Por lo general, se recomienda a aquellas personas que tienen problemas de espalda, pero sin duda es un buen aliado del descanso. Si eres de esas personas que no puede dormir sin una, adquiere una que se adapte a tus necesidades.

3. Colchón: ocurre igual que con la almohada, debes elegir el modelo que mejor se adapte a tus requerimientos. Te invitamos a utilizar nuestro Recomendador para que conozcas cuál colchón es ideal para que duermas tranquilo toda la noche. 

Descansa y despierta como nuevo 

Como comentamos anteriormente, por las noches solemos adoptar una posición “cómoda” para dormir. En algunos casos, duramos toda la noche en la misma posición 

acción que a largo plazo le hace daño a nuestras articulaciones. Aquí unas recomendaciones según la posición en la que duermes y de qué lado debes dormir: 

Boca arriba con los brazos a los lados: considerada una de las mejores posiciones para dormir, ya que no da problemas de espalda y no provoca que la espina dorsal deba hacer mucho esfuerzo. Esta posición también es buena para dormir sin almohada aunque es considerada como una postura que incrementa los ronquidos. 

Posición fetal: una de las preferidas por todos. Se recomienda evitar que todo el cuerpo repose directamente encima de nuestras extremidades, ya que nos puede generar calambres al día siguiente. Evita esta posición si tienes un hombro fracturado o dañado. 

Boca abajo: considerada la peor posición para dormir, pues afecta a la posición natural de la espalda. Dormir boca abajo curvea y presiona las vértebras; además, el cuello se eleva y se comprime el estómago y los pulmones, impidiendo la capacidad de respirar profundamente, siendo que lo ideal es la oxigenación. 

De lado izquierdo: expertos recomiendan dormir de este lado que del derecho, en especial cuando la mujer está embarazada. Esta posición incrementa la cantidad de sangre y nutrientes que llegan a la placenta; además, la mamá puede respirar mejor que durmiendo boca arriba, ya que en esta posición los pulmones se comprimen. 

Recomendaciones que debes seguir 

Sin duda dormir es un de los momentos más placenteros para las personas, pero hacerlo en una mala posición puede conllevar problemas de salud si se mantienen en el tiempo. En los casos más leves, puede causar una postura anormal del cuello o de espalda y en otros puede hacer que nos levantamos con dolor de espalda (cervical o lumbar). Algunas recomendaciones al momento de dormir: 

1. En el caso de la columna cervical, es importante que la almohada esté alineada con la posición de la cabeza y el cuello, similar a la que tendríamos si estuviéramos de pie.

2. Evita dormir con los brazos estirados a los lados del cuerpo o doblados sobre el cuerpo. Se recomienda que no sobresalgan del borde de la cama para evitar compresiones sobre los nervios de las extremidades superiores.

3. Se aconseja tener un horario regular a la hora de irse a la cama, evitar el uso de aparatos electrónicos antes de dormir y durante el día dormir siestas que no excedan los 20 minutos. 

Tener una buena noche de sueño conlleva a un buen despertar. Saber la importancia de nuestra postura cuando dormimos y cómo acostarnos correctamente, sin duda hace la diferencia. Pon en práctica estos consejos y dile adiós a tus dolencias.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *