La meditación: una recomendada práctica para dormir bien

Existen varias razones por las cuales las personas no pueden conciliar el sueño. Estrés, insomnio, entre otros.

Muchas veces se está cansado pero es difícil poder realmente dormir y descansar. Alternativas como desconectarse de aparatos electrónicos minutos antes de dormir, tener poca luz en la habitación o bien, beber una infusión de hierbas para relajarse, son alternativas que no a todas las personas les resulta.

Los beneficios de la meditación

La meditación es una herramienta que involucra tanto a la mente como al cuerpo y que se practica en distintos lugares del mundo hace miles de años.

Este ejercicio, busca que a través de la relajación y la respiración, llegar a un estado de conciencia y tranquilidad sobre nuestros pensamientos y emociones (sí, aquellas cosas que pasan por la cabeza de los individuos y que no los deja descansar o dormir).

La meditación tiene como objetivo llegar a una concentración enfocada, en este caso, hacia su respiración (inhalación y exhalación). A medida que la meditación se practica de manera constante, se obtienen beneficios como:

  • Mejora la calidad del sueño.
  • Disminución de los niveles de estrés.
  • Alivia dolores menstruales y dolores relacionados al colon.
  • Reduce los niveles de ansiedad.
  • Mejora la memoria.
  • Reduce la presión sanguínea y la ayuda a nivelar.
  • Ayuda a desarrollar la inteligencia emocional y la conciencia personal.

Estos beneficios se darán a largo plazo, ya que la meditación es un ejercicio personal que se debe realizar de manera constante. 

No es fácil llegar a un nivel constante de meditación. Al comienzo es complicado mantener la concentración en un solo objetivo, ya que durante el día y también, durante el sueño, la cabeza está relacionando constantemente pensamientos, emociones y sentimientos, pero

¡Tranquilo! La práctica y la paciencia, son aliados de la meditación. 

¿Cómo comienzo a meditar?

  • Busca un espacio cómodo y silencioso en tu hogar. Siéntate idealmente sobre una base cómoda (como un mat de yoga).
  • Pon tu espalda recta, cruza tus piernas y apoya tus manos sobre las rodillas. Si tienes dolor de espalda, es recomendable que te apoyes sobre una pared lisa.
  • Puedes buscar clases de meditación en Youtube o redes sociales para guiarte por una voz. También puedes colocar música ambiental que te relaje.
  • Cierra tus ojos, relájate e intenta llevar tu concentración exclusivamente a tu respiración. Concéntrate en cómo el aire entra y sale de tu cuerpo. Debes respirar (inhalar y exhalar) por la nariz.
  • Si un pensamiento cruza tu cabeza, es normal. Deja que ese pensamiento pase y continúa concentrándote en tu respiración. 
  • Haz este ejercicio por unos cinco minutos diarios todas las noches y a medida que pase el tiempo, aumenta los minutos de meditación.

Conocido por practicarse en países como la India, la meditación es un ejercicio personal que te ayudará a combatir ciertos pensamientos que no te dejan dormir y descansar por las noches.

¡Comienza a practicarlo y cuéntanos sus resultados!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *